06 febrero 2015

Cómo detectar fibrocemento con amianto o fibrocemento sin amianto.

El fibrocemento es el material con amianto más conocido y de mayor profusión en cuanto a uso en España.

El fibrocemento con amianto (amianto-cemento) está compuesto por una mezcla de cemento y fibras de amianto, con una proporción de fibras de entre el 10-30 %. La variedad de amianto más utilizada para la elaboración de las placas ha sido el crisotilo, si bien también se ha usado crocidolita y mezclas.

Ejemplo cubierta de fibrocemento con amianto 

A la hora de realizar una detección para conocer si nuestra cubierta de fibrocemento contiene amianto podemos utilizar la siguiente estrategia:

(1º) Recopilar documentación sobre la instalación: es un punto clave , pero en la mayor parte de las situaciones carecemos del proyecto de construcción en donde se indican los materiales utilizados, y por lo tanto , el tipo de fibrocemento comercial utilizado.


Antiguo catálogo comercial de Uralita 1960 sobre materiales de amianto-cemento.


(2º) Conocer la fecha aproximada de colocación de la misma : quizás sea el punto más importante de todos. Los materiales de fibrocemento fueron uno de los últimos en cuanto a sufrir restricciones en su uso y comercialización en España. Podemos afirmar a "grosso modo" que si nuestra cubierta es anterior a 2002 es muy probable que contenga amianto en su composición.

(3º) Verificar si la cubierta contiene alguna inscripción : las cubiertas de fibrocemento sin amianto se pueden distinguir también por una inscripción presente en las placas. Inscripción NT "Nueva Tecnología" . En su fabricación se ha utilizado fibra de vidrio en lugar de fibras de amianto , pero su uso ha sido muy limitado por unas propiedades mecánicas menores.


Inscripción NT en cubiertas sin amianto
(4º) Tomar una muestra para analizar en laboratorio: en último caso podemos tomar una muestra del material según PROTOCOLO DE TOMA DE MUESTRAS DE MCA´S explicado en este mismo Blog, que nos confirme o no la presencia de amianto en el material.

19 enero 2015

La importancia del volumen muestreado en la medición de fibras de amianto

Cuando se realizan trabajos de medición de fibras de amianto en aire , tanto en el caso de muestreos personales como ambientales , hay dos parámetros clave que deben ser ajustados .
 
1. Caudal de medición (Litros/min).
2. Tiempo de muestreo (min.)
 
La importancia de ambos parámetros es capital, y puede hacer en último término que un muestreo donde han sido mal ajustados carezca de representatividad.
 
Veámoslo de una manera sencilla :
 
El método de medición español de fibras de amianto en aire ( MTA/MA-051/A04 del INSHT) nos indica en el punto 10.3 EL LÍMITE DE DETECCIÓN DEL MÉTODO en función del VOLUMEN DE AIRE MUESTREADO:
 
 
 
Según vemos en la tabla si el volumen de aire que hemos muestreado es de 480 litros por ejemplo, el límite de detección analítico (es decir el menor valor de concentración de fibras de amianto que podemos determinar de una manera precisa ) , es de 0,01 fibras/cm3.
 
Vemos pues que al aumentar el volumen de aire muestreado el límite de detección analítico disminuye, lo cual  incrementa la sensibilidad del método. Esto es especialmente importante en mediciones donde la concentración esperada de fibras de amianto (fibras/cm3) será baja, tal y como :
 
2. Mediciones ambientales en zonas donde sabemos que hay materiales con amianto, y queremos comprobar si están emitiendo fibras al ambiente.
 
Ejemplo de calibración para medición ambiental a 8,499 l/min de caudal medio
 
 
EJEMPLO:
Supongamos la realización de un muestreo ambiental en una oficina en donde tenemos materiales con amianto, y queremos determinar si el nivel de emisión de fibras al ambiente puede suponer un riesgo para la salud de los trabajadores.
 
Los parámetros de medición seleccionados para este caso han sido:
CAUDAL DE LA BOMBA : 2 litros/min
TIEMPO DE MUESTREO : 60 minutos
 
Sólo con estos dos datos ya sabemos que esa medición SERÁ ABSURDA pues NO NOS PERMITIRÁ SABER NADA.
El volumen muestreado será de 120 LITROS, y si acudimos a la tabla el LÍMITE DE DETECCIÓN ANALÍTICO para este volumen es de 0,04 fibras/cm3. Es decir , en el mejor de los casos podremos afirmar que la concentración de fibras de amianto en aire está por debajo de 0,04 fibras/cm3 , algo que no lleva a nada SABIENDO QUE EL LÍMITE AMBIENTAL DE FIBRAS DE AMIANTO EN AIRE ES 0,01 fibras/cm3.
 
En resumen , es crucial ajustar bien ambos parámetros ( caudal de medición y tiempo de muestreo), especialmente para situaciones donde es más que previsible que la concentración de fibras de amianto en aire sea baja, de lo contrario LA MEDICIÓN CARECERÁ DE VALIDEZ.
 
 
 

 

12 enero 2015

Muestreos personales - medición de fibras de amianto en aire.

Durante los trabajos de retirada de materiales con amianto (MCA´s), uno de los parámetros de control clave con objeto de realizar una correcta evaluación de los trabajos  es la realización de MUESTREOS PERSONALES.
 
Este muestreo sirve para evaluar el riesgo a que está sometido cada trabajador. La muestra debe tomarse durante la ejecución normal de trabajo y durante la jornada laboral.
 
El PROCEDIMIENTO DE MUESTREO viene descrito en el método MTA/MA-051/A04 del INSHTDeterminación de fibras de amianto y otras fibras en aire. Método del filtro de membrana / Microscopía óptica de contraste de fases. (Método multifibra).
 
Sin ánimo de ser exhaustivos, indicaremos alguno de los puntos clave para una correcta realización de los citados muestreos, y que de este modo sean representativos de la concentración de fibras de amianto a la que está sometido el trabajador:


(1º) NÚMERO DE MUESTRAS : Se tomará AL MENOS una muestra personal por cada puesto de trabajo, cubriendo la jornada laboral.

(2º) ESTRATEGIA DE MUESTREO :
Los diversos esquemas de muestreo con sus principales ventajas y limitaciones son los siguientes:
  1. Esquema de muestreo Tipo A (dos o más muestras para cubrir toda la jornada de trabajo) permite elaborar el cálculo más fiable de la exposición. Cuando se toman varias muestras, la media de los errores normalmente es menor que el error en una sola muestra para toda la jornada laboral. Resulta más probable detectar errores graves aleatorios tales como errores de cálculo, contaminación, cronometraje incorrecto en lo que se refiere a la toma de muestras, etc., en el tipo A que en el tipo B.
  2. Esquema de muestreo Tipo B (una muestra para toda la jornada) no resulta tan fiable como el tipo A porque se pueden escapar a la detección, errores graves a menos que se disponga de información procedente de muestreos previos sobre la que basar un juicio.
  3. Esquema de muestreo Tipo C (dos o más muestras cubriendo parte de la jornada laboral, es decir, dos horas o más pero menos de una jornada completa) puede resultar satisfactorio si la parte de la jornada en cuestión es representativa de toda la jornada.
  4. Esquema de muestreo Tipo D (una muestra, una hora o más pero menos de una jornada completa) similar al tipo C a excepción de que los errores graves pueden escapar a la detección.
  5. Esquema de muestreo Tipo E (5 ó más muestras de corta duración, tomadas al azar a lo largo de la jornada completa) puede dar un índice adecuado de la exposición pero es generalmente el menos rentable y preciso de los esquemas hasta ahora presentados.
  6. Esquema de muestreo tipo F (Varias muestras sistemáticas de corta duración tomadas durante cada fase distinta de una operación) puede ser utilizado por expertos en higiene industrial para caracterizar un puesto de trabajo. Este esquema no debe ser empleado de forma indiscriminada, especialmente por parte de personas no muy familiarizadas con el proceso. Tampoco debe ser utilizado para calcular la exposición media ponderada en el tiempo a menos que los resultados sean verificados mediante mediciones parciales continuas u otros métodos.
 
 
Normalmente en RETIRADA DE AMIANTO , suele utilizarse una estrategia (A) , (B), (C) o (D). Elegir una u otra dependerá de las consideraciones del técnico evaluador, así como del tipo de trabajo (amianto friable o no friable) y condiciones presentes (presencia de mucho polvo y suciedad que puede colmatar los filtros), etc.
 
(3º) CAUDAL DE MEDICIÓN y TIEMPO DE MUESTREO : Se recomienda que el caudal de la bomba esté comprendido entre 0,5 y 2,0 l/min, aunque para muestras de corta duración o cuando se esperen concentraciones muy bajas de fibras, el caudal puede aumentarse hasta un máximo de 16 l/min.
 
Sobre este tema escribiremos un próximo artículo en donde ajustar los parámetros TIEMPO-CAUDAL para obtener un adecuado muestreo. 
 
(4º) CALIBRACIÓN : El caudal será comprobado al menos antes y después del muestreo. Si la diferencia de caudales es superior a ±10% del valor requerido para caudales <2 l/min y a ±5% para caudales ≥2 l/min, la medición se considerará nula y por lo tanto habrá de repetirse. Se colocará al operario el equipo de muestreo, situando el filtro de captación en la proximidad de las vías respiratorias, tal y como se muestra en la figura.
 
 
(5º) FILTROS BLANCOS: Filtros que se someten a las mismas operaciones que los de muestreo, pero sin quitar la tapa protectora ni pasar aire a su través y sin colocárselos al trabajador. Posteriormente se preparan y recuentan como el resto de las muestras. Se recomienda que el número de blancos sea como mínimo el 2% del número total de muestras tomadas.
 

17 septiembre 2014

Proceso de retirada de amianto

La retirada de amianto debe ser llevada única y exclusivamente por una empresa  retirada de amianto especializada, inscrita y certificada por el RERA y siguiendo los procesos que a continuación os explicamos.
Comenzamos por la localización del material en la edificación en la que se desarrollará la operación de retirada de amianto o fibrocemento con partículas de amianto en cualquiera de los lugares en que se pudiese encontrar (fachadas, chimeneas, cubiertas…), para ello es necesario consultar los planos originales del edificio, así localizaremos sus ubicaciones exactas con mayor facilidad.
 
Después de haber realizado la búsqueda del material, se procederá al desamiantado. Recordemos que los procedimientos a llevar a cabo por los trabajadores que lleven a cabo la labor del desamiantado se recogen en el REAL DECRETO 396/2006, de 31 de marzo, por el que se establecen las disposiciones mínimas de seguridad y salud aplicables a los trabajos con riesgo de exposición al Amianto (publicado en BOE 11 abril de 2006).



Una vez retirado el material, llegamos a la fase de la gestión de los residuos de amianto, que se compone a su vez de dos procesos: transporte y destrucción.


-Transporte: debe ser llevado a cabo por un transportista especializado, que lleve a cabo su trabajo en base al Real Decreto 551/2006, de 5 de mayo, por el que se regulan las operaciones de transporte de mercancías peligrosas por carretera en territorio español. Y al Real Decreto 1566/1999, de 8 de octubre, sobre los consejeros de seguridad para el transporte de mercancías peligrosas por carretera, por ferrocarril o por vía navegable.

 
-Destrucción: será llevada a cabo por una planta especializada en el tratamiento y destrucción de residuos de amianto, la cual, una vez se haya completado la operación debe emitir un certificado que confirme la correcta destrucción del material.


Desde ICAM INGENIERÍA queremos agradecer a AMIANSTOP , empresa especializada en la retirada de materiales con amianto (MCA´S), la elaboración de este artículo.


05 mayo 2014

Medición ambiental de fibras de amianto en aire.

 
La medición ambiental de la concentración de fibras de amianto en aire (fibras/cm3) resulta muy útil no sólo para operaciones de desamiantado, sino también para conocer la presencia y estado de conservación de materiales con amianto (MCA´S) en edificios e instalaciones.
 
Tal y como se indica en el método oficial de medición MTA/MA-051/A04  " Determinación de fibras de amianto y otras fibras en aire. Método del filtro de membrana / Microscopía óptica de contraste de fases. (Método multifibra) " en su ANEXO E :
 
 
 
  1. Los muestreos en un punto fijo o muestreos estáticos ambientales se utilizan para medir la concentración de fibras en el aire de los locales de trabajo u otros recintos con fines diversos como la detección de fuentes de contaminación, la evaluación de la eficacia de las técnicas de control y protección colectiva, la determinación de las concentraciones de fibras de fondo, etc.
  2. Cuando se trata de determinaciones de fibras de amianto, la mayor parte de las mediciones ambientales tienen como objetivo confirmar la ausencia de contaminación en el aire. Esto puede ser necesario en diferentes circunstancias entre las que se relacionan las siguientes:
  • Después de la retirada de materiales de amianto en el interior de edificios, para asegurarse de que no existen riesgos por la presencia de amianto en el aire (índice de descontaminación).
  • En el exterior de los encerramientos o zonas confinadas durante las intervenciones sobre materiales de amianto friables, para verificar que el sistema funciona adecuadamente y no existen fugas de aire contaminado que afecten a las áreas adyacentes.
  • En la zona limpia del interior de las unidades de descontaminación para confirmar la ausencia de contaminación.
  • En el aire de los locales donde existan materiales con amianto para verificar su buen mantenimiento y estado.

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Veamos algunos ejemplos de cada una de estas situaciones :

1º. Después de la retirada de materiales de amianto en el interior de edificios, para asegurarse de que no existen riesgos por la presencia de amianto en el aire (índice de descontaminación).

Medición de índice de descontaminación en burbuja de contención tras retirada de amianto friable.



2º. En el exterior de los encerramientos o zonas confinadas durante las intervenciones sobre materiales de amianto friables, para verificar que el sistema funciona adecuadamente y no existen fugas de aire contaminado que afecten a las áreas adyacentes.
 
Medición en exterior de burbuja de contención durante la retirada de calderas con amianto para verificar ausencia de fugas de aire al exterior del confinamiento.

 
3º. En la zona limpia del interior de las unidades de descontaminación para confirmar la ausencia de contaminación.

Medición en zona limpia túnel 3 etapas


4º. En el aire de los locales donde existan materiales con amianto para verificar su buen mantenimiento y estado.
 
Medición en zona de presencia de calorifugados con amianto para comprobar si hay emisión de fibras al ambiente.

-----------------------------------------------------------------------------------------------

En próximos artículos detallaremos el modo correcto de realizar muestreos ambientales para cada una de las situaciones descritas.